VIVIR CON LA LUNA

cristina Salud natural Leave a Comment


 A través de la historia la luna ha despertado nuestra atención.
La luna simboliza la renovación permanente. Nace a comienzos del mes, crece lentamente, alcanza su plenitud al llegar al día quince y, lentamente, con el paso de los días, se desdibuja en las alturas hasta terminar desapareciendo por completo. Y a pesar de haberse borrado ante los ojos humanos, a pesar de «no estar», la luna vuelve a nacer al comienzo del nuevo mes; tímida, pequeña y sin llamar la atención de todos, aunque decidida a retomar su punto de máxima grandeza.
Nuestros antepasados eran conocedores de su influencia en las mareas, la huerta, la salud de la mujer y su importancia con el ciclo menstrual, el hombre, los animales, y aplicaban su sabiduría en el día a día. Rescatar  ésta  valiosa información nos puede ser útil para acercarnos más a la naturaleza, de la que formamos parte.
En ocasiones  me preguntan cuál es el momento de comenzar una dieta o un ayuno, o tal vez te interese saber  el momento más indicado para tomarte algún complemento alimenticio.
Conocer la influencia de las fases lunares nos ayuda  a seguir el proceso natural en nosotros, fluyendo con la vida
Luna Nueva
Renovación mínima de la energía física .Buen día para comenzar a eliminar toxinas o un mal hábito
Luna Creciente
Periodo en el cual se exterioriza fácilmente, El cuerpo saca al máximo  partido de aquello que recibe para su desarrollo. Si se es propenso a engordar es un periodo en el que conviene prestar más atención y cuidarse. Es buen momento para aprender cosas nuevas o poner proyectos en marcha.
Luna Llena
Buena renovación de la energía física. El «soleamiento» de la noche favorece el estado de vigilia, se puede sufrir insomnio con mayor facilidad. El exceso de agitación y excitación provocado por la luna llena puede ser canalizado hacia actividades físicas. Es un buen periodo para realizar un proyecto. Algunos efectos de la luna llena al igual que la luna nueva pueden percibirse durante dos o tres días.
Luna Menguante
Periodo que favorece la interiorización, la reflexión y espiritualidad. Escoger éste periodo para comenzar una acción que tenga tendencia  a aliviar o desintoxicar el organismo, aprovechando  que la eliminación es más eficaz.

Con Amor. Cristina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *