Primavera, amanecer del año.

Andrés Quesada Informacion Leave a Comment

Aumenta el dinamismo vital
Aumenta la actividad corporalprimavera
Aumentan las emociones

Asciende con renovada energía la savia de los árboles y nuestra sangre se impulsa con mayor ímpetu.
Son  muchas las personas que expresan sentirse más cansadas, tristes, o con el ánimo alterado, sentiremos las consecuencias del invierno si no hemos tenido unos hábitos adecuados. El organismo se sobrecarga de toxinas y en ocasiones está bajo de defensas, circunstancias que serán favorables para la aparición de diferentes alteraciones orgánicas. Son frecuentes en esta época la llamada «astenia primaveral» en vez de vitalidad, las alergias, los brotes de tipo ulceroso, los eczemas, las crisis respiratorias, las crisis en los enfermos mentales…entre otros.
El ritmo que llevamos en la vida diaria en la actualidad provoca que descuidemos algo muy importante:”nosotros mismos” Cuidarnos, darnos tiempo y espacio prestándonos atención permite retornar al equilibrio.
«Podemos comenzar dándonos 15 minutos al día para escucharnos.»

Es tiempo para…

  • Desintoxicarse. En el caso de la astenia primaveral el acumulo de toxinas y el sedentarismo lleva al cansancio también aparece desmotivación, alteraciones cutáneas, problemas digestivos, respiratorios, alergias… Realizar una depuración corporal y activar las vías de eliminación: piel, riñón, intestino, hígado mediante la dieta, enemas de limpieza, ayunos, o semiayunos,  tisanas depurativas, jugos, saunas.
  • Renovarse y Revitalizarse. Incorporar hábitos que nos ayuden a entrar con mayor vitalidad y combatir la fatiga o cansancio interno. Estas son algunas de las recomendaciones que podemos ir incorporando en nuestro día a día.
    • Baños de sol: 20 minutos al día con protección. mejora el tono vital y el metabolismo en general ( Para la cara la mejor protección natural es una gorra, además de protectores solares exentos de parabenos).
    • Limpieza de piel: Friccionar la piel en seco con movimientos ascendentes durante unos 10 minutos, ayuda activar el sistema circulatorio y linfático.
    • Limpieza de lengua: Por la mañana después de cepillar los dientes: con una cucharilla arrastrando la capa blanquecina que pueda quedar en al lengua
    • Paseos por la montaña o el mar. Conectar con la madre naturaleza siempre nos conecta con nuestra esencia.
    •  Lavados: Nasales y oculares con agua de mar tratada, os recomiendo el suero de Quinton.
    • Masajes: Un agradable masaje, además de aportarnos relajación ,activa nuestro sistema inmunológico, nos ayuda a eliminar toxinas y renueva nuestra energía vital .
    • Aroma terapia: Baños con aceites esenciales: de lavanda para relajar, de romero para tonificar, lima, limón, de algas, con sal marina o del Himalaya.
  •  Músico terapia: La música nos conecta directamente con nuestros estados de ánimo. Algo sencillo es identificar varias canciones que a cada uno en particular le ayudan a conectar con su ánimo. Podemos grabar 5 de estas canciones para levantar el ánimo y tener 5 más para esos momentos en los que nos va bien relajarnos…
  • Meditar: Unos minutos al levantarse la meditación aporta muchos beneficios entre ellos: disminuye el dolor, ayuda a regular la tensión arterial, relaja y tiene efecto tranquilizante. En algunos hospitales de EEUU incluyen la meditación como método de ayuda en la curación. Viendo la relación mente-cuerpo.
  • Reflexología podal: En el pié se encuentra el mapa de nuestro cuerpo, podemos a través de los diferentes puntos mejorar nuestra energía vital
  • Abrazarnos: Compartir nustros abrazos con los demás,nos reconforta y aporta bienestar... Abrazar un árbol. Cuando nos abrazamos a un árbol conectamos con la energía de la tierra y del cielo a través de él.
  • Visualizaciones: La visualización se utiliza como método de conexión con nuestro ser, para mejorar la salud conectando con nuestro cuerpo, aportándole calma y paz .Sus beneficios están comprobados científicamente

Dieta: Alimentos de primavera

  •  Verduras: De toda clase y variedad ,las que son ligeramente amargas y las verdes nos van a ayudar en el proceso de depuración ,tales como :escarola, endibias, cardos y alcachofas, diente de león, rabanitos y sus hojas, berros, ortigas, nabos, cebollino, puerros, borrajas, champiñones, apio, picles, germinados variados: de col, cebolla, rabanitos, alfalfa, judía mungo o (soja verde).Guisantes, tirabeques, achicoria, espárragos, zanahorias, aguacate, canónigos, col verde, brécol, germinados…
  • Frutas: Fresas, cerezas, nísperos, naranjas, mandarinas, pomelo, pera y manzana tanto crudas como en compotas, zumos de frutas y verduras frescas recién exprimidas.
  • Cereales: Arroz integral , trigo ,quinoa, cebada bulgur, cus-cus, pastas integrales…
  • Sopas: Más ligeras que en invierno. Con más cantidad de verduras.
  • Proteínas: Intentaremos disminuir la cantidad de proteínas animales y comer mas variedad de proteínas vegetales: seitan, tofu ,algas, frutos secos ( menos cantidad que en invierno) y pescado.
  • Sabores: Todos pero en particular el ácido .Se recomienda utilizar hierbas aromáticas frescas en las recetas.
  • Cocciones: Incrementar vapor, hervidos, escaldados, salteados cortos, germinados.
  • Algas: Espagueti de mar, algas nori, arame, wakame, kombu…
  • Aceites: Usarlos con moderación. Es recomendable sustituir los fritos por salteados . El aceite sigue siendo necesario pero de una manera mas ligera. Utilizar para crudo aceites de primera presión en fríoLa actitud mental y emocional

¿Cómo nos tratamos?
Darnos cuenta de nuestras creencias, actitudes de vida y de que manera nos condicionan en nuestro día a día.
Cuando empezamos a descubrir-nos y reconocer-nos, comenzamos a ver lo que somos en realidad, más allá de los juicios y condicionamientos aprendidos.
Reconocer nuestras emociones de manera natural y aprender a gestionarlas es un pilar fundamental para la mejora de nuestra salud.
La rabia, la alegría, la tristeza, el miedo, son emociones naturales del ser humano y como tales necesitan una canalización y expresión adecuadas desde el permiso y el reconocimiento de la función que ejercen en nuestras vidas.
En primavera la emoción asociada es la rabia .

Ejercicio físico, relajación y descanso

  • Realizar ejercicio físico aporta infinitos beneficios, el yoga (ver articulo Yoga en primavera), tai-chi, ejercicio aeróbico, natación entre otros.
  •  La relajación calma nuestra mente, mejora nuestro sistema nervioso, mejorando así nuestro estado físico y emocional.
  •  Siesta: Si es posible una siesta de 20 minutos al medio día nos reactiva para continuar con el ritmo del día.
  •  Incentivar el ocio: Realizar actividades que resulten placenteras
  •  Cuidar el entorno y nuestras relaciones, nuestra casa , como la tenemos, nuestros espacios y como nos sentimos en ellos, colores, olores y aromas del hogar, poniendo esencias que nos resulten agradables en quemadores de aceite o inciensos

Con amor. Cristina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *