De niña a mujer.

cristina Experiencias 3 Comments


Pienso que es interesante el tomar conciencia sobre todo nosotras las mujeres, puesto que forma parte de nuestro proceso natural de vida, de nuestra naturaleza. Como experimentamos nuestra feminidad, nuestro lado creativo y como nos influyen nuestras creencias en todo este engranaje de la existencia. En estos días recordaba como fue mi recibimiento de la menstruación, y cómo muy sabiamente mi madre me trasmitió el regalo que la vida me daba. El modo en que vivimos las cosas en un inicio siempre marca un después, pues los mensajes aunque no seamos conscientes de ello quedan grabados en nuestras células.


Fue un día de Navidad, acababa de cumplir los trece años cuando a punto de marcharnos de casa, fui al cuarto de baño y al salir le dije a mi madre:»mamá tengo las bragas manchadas de sangre». Mi madre me abrazó con su calor y me dijo «Bienvenida hija, ya eres una mujer». Abrió un cajón de su cómoda y sacó un pequeño paquetito, al abrirlo me encontré con un regalo, una pequeña llavecita de oro con una piedrecita brillante de color rosado, mi madre se acercó con amor y me abrochó la cadenita alrededor del cuello. 

Esa llave que de manera simbólica me abría las puertas a una parte muy sagrada de la mujer. Este acto se realiza en mi familia desde hace varias generaciones y casualidad o no nuestra experiencia de la menstruación la hemos vivido de manera natural. Lejos las trasmisiones de «eso es un rollo»,» te va a doler» «ya verás que mal se pasa» o «que pringue todos los meses», entre otros, pensamientos y creencias que sin darnos cuenta marcan una diferencia. 

Las niñas en la actualidad cada vez tienen la regla más pronto y creo de vital importancia que le trasmitamos el cambio fisiológico que les va a ocurrir de la manera más saludable. Tal vez mi experiencia os ayude, y podáis acompañar a vuestras hijas en ese momento de la manera más amorosa. 

La simbología trasciende al pensamiento pero conecta con lo más profundo de nuestro ser. 

Cristina.






Comments 3

  1. Si se desprecia la importancia de la menstruación, difícil será conectar con nuestra esencia de mujer y así, con la Madre Tierra.
    Gracias por tu reflexión.

  2. Lo primero y más importante, enhorabuena por tu blog, me encanta.
    Coincido contigo en desdramatizar la menstruación y presentarla a nuestras hijas como algo natural. Pero… yo nunca le diría eso de «ya eres una mujer». Primero porque no es verdad. Como bien dices cada vez se tiene la primera regla más pronto y una niña de 11,12,10…años no es una mujer en absoluto, es una niña. Y segundo…porque ser mujer es mucho, mucho más que la fertilidad y me parece un poco peligroso identificar ambas cosas.
    En lo que estoy totalmente de acuerdo contigo
    es en desterrar de una vez todos los términos negativos que nos hacen vivir el proceso como algo sucio e indeseable. (No soporto lo de «la warry», por ejemplo, me entra sarpulido cada vez que lo leo)…
    Saludos cariñosos.

  3. I really enjoyed this post. You write about this topic very well. There are many cherished moments in life, why not wear a beautiful dress! When looking back on special memories of your child wearing a gorgeous dress, it will make a fond memory.

    cheap cialis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *