Saludo al Sol

Andrés Quesada Crecimiento, Experiencias, Felicidad, Informacion, Sabiduría, Salud natural, Yoga Deja un comentario

El saludo al sol está considerado como uno de los ejercicios de yoga más completos que existen.

En las clases de yoga se emplea como pre-calentamiento para preparar la concentración y laSALUDO AL SOL elasticidad, pero también es una práctica completa en sí mismo.

El motivo por el que está considerado un ejercicio tan eficaz es su combinación de las principales posturas o asanas yóguicas con la respiración consciente, lo que deja el cuerpo, la mente y el espíritu relajado, preparado y alerta para la meditación o para emprender las actividades diarias.

¿De dónde procede el saludo al sol?.

Aunque muchos aseguran que esta secuencia de asanas o posturas llamada saludo al sol es tan antigua como los veda (los libros más antiguos que se conocen),lo cierto es que fue ideada por el indú Bala Sahib a principios del siglo pasado como método para desarrollar la flexibilidad y la potencia muscular.

Se popularizó gracias a la periodista británica Louise Morgan a través de un libro publicado en 1938, “The ten point way to helth”, de modo que su práctica, así como sus muchos beneficios, cobraron fama rápidamente en occidente.

Beneficios del saludo al sol:

De manera general, podríamos decir que el saludo al sol fortalece todos los sistemas del organismo, potenciando al salud y la energía física, mental y espiritual.

Cada postura tiene su propia finalidad, pero de manera conjunta, el saludo al sol supone un verdadero regalo para el organismo.

Mejora la flexibilidad general de músculos, tendones y ligamentos.

Fortalece el aparato locomotor.

Masajea los órganos internos.

Proporciona concentración, calma, serenidad y fuerza interior.

Estimula la circulación linfática y sanguínea.

Depura el organismo.

Fortalece el corazón.

Equilibra los chakras.

Libera la tensión y alivia la ansiedad y la depresión.

Estimula la autocuración.

Nos prepara para afrontar la vida con entusiasmo, alegría y serenidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *